Frases de Personas Músicos Cantantes Mexicanos

El amor es una enfermedad en un mundo en que lo único natural es el odio.

El amor es una enfermedad en un mundo en que lo único natural es el odio.

José Emilio Pacheco


Mexicanos

Pero no estaba arrepentido ni me sentía culpable: querer a alguien no es pecado, el amor está bien, lo único demoníaco es el odio.

Pero no estaba arrepentido ni me sentía culpable: querer a alguien no es pecado, el amor está bien, lo único demoníaco es el odio.

José Emilio Pacheco


Mexicanos

¿Por qué tienen que pegarle etiquetas a todo? ¿Por qué no se dan cuenta de que uno simplemente se enamora de alguien? ¿Ustedes nunca se han enamorado de nadie?

¿Por qué tienen que pegarle etiquetas a todo? ¿Por qué no se dan cuenta de que uno simplemente se enamora de alguien? ¿Ustedes nunca se han enamorado de nadie?

José Emilio Pacheco


Mexicanos

«El mundo se divide en idealistas y mediocres».

«El mundo se divide en idealistas y mediocres».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«La liberación de la clase popular sólo puede ser por la clase popular misma».

«La liberación de la clase popular sólo puede ser por la clase popular misma».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«El gobierno nos tiene trabados con el NO SE PUEDE».

«El gobierno nos tiene trabados con el NO SE PUEDE».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«Y NO SE PUEDE porque el sistema ha encontrado el antídoto a las formas de lucha obsoletas e ineficaces».

«Y NO SE PUEDE porque el sistema ha encontrado el antídoto a las formas de lucha obsoletas e ineficaces».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«Pero SÍ SE PUEDE, con organización».

«Pero SÍ SE PUEDE, con organización».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«La tele sirve para desorganizar al pueblo y atomizarlo. Nos mantienen alienados».

«La tele sirve para desorganizar al pueblo y atomizarlo. Nos mantienen alienados».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«¿Cómo se le exige a quien hace daño que deje de hacer daño?».

«¿Cómo se le exige a quien hace daño que deje de hacer daño?».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«Amo la vida y todo haría menos huir de ella. ¡A vivir!, la vida es hermosa».

«Amo la vida y todo haría menos huir de ella. ¡A vivir!, la vida es hermosa».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«A los débiles les falla el cerebro y [entonces] se vuelven locos o se quitan la vida».

«A los débiles les falla el cerebro y [entonces] se vuelven locos o se quitan la vida».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«Valedores: a salir de la mediocridad».

«Valedores: a salir de la mediocridad».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«Mis valedores, esto es México».

«Mis valedores, esto es México».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«Ya nos tomaron la medida, nos vencen por nuestra pura ignorancia y por nuestra pura ignorancia nos convertimos en colaboracionistas del enemigo histórico».

«Ya nos tomaron la medida, nos vencen por nuestra pura ignorancia y por nuestra pura ignorancia nos convertimos en colaboracionistas del enemigo histórico».

Tomás Mojarro


Mexicanos

«La historia no esa que nos cuentan en las aulas, esa historia es una gigantesca zopilotera y un gran hedor».

«La historia no esa que nos cuentan en las aulas, esa historia es una gigantesca zopilotera y un gran hedor».

Tomás Mojarro


Mexicanos

Cuando las estadísticas nos dicen que la familia mexicana tiene un promedio de cuatro hijos y medio, nos explicamos por qué siempre hay uno chaparrito.

Cuando las estadísticas nos dicen que la familia mexicana tiene un promedio de cuatro hijos y medio, nos explicamos por qué siempre hay uno chaparrito.

Marco Aurelio Almazán


Escritores Mexicanos

Las pulgas de aquel perro estaban tan bien organizadas, que cuando llegaba una nueva, la mandaban a la cola.

Las pulgas de aquel perro estaban tan bien organizadas, que cuando llegaba una nueva, la mandaban a la cola.

Marco Aurelio Almazán


Escritores Mexicanos

Se llama aplomo  la capacidad de enfrentarse a la guillotina sin perder la cabeza.

Se llama aplomo la capacidad de enfrentarse a la guillotina sin perder la cabeza.

Marco Aurelio Almazán


Escritores Mexicanos

Sin ir más lejos: si a usted le transplantan mi cerebro por ejemplo, y a mí el suyo, usted sería el autor de este libro, y yo un hombre cuerdo.

Sin ir más lejos: si a usted le transplantan mi cerebro por ejemplo, y a mí el suyo, usted sería el autor de este libro, y yo un hombre cuerdo.

Marco Aurelio Almazán


Escritores Mexicanos